Gran noche en El Recodo del Sol. Libros, música, conciencia, recuerdos, amistad. Afuera lloviznaba,  adentro compartíamos experiencias, deseos, cariño, respeto y recuerdos de ese ser humano tan grande e inolvidable que fue el Flaco Spinetta.